Herramientas digitales al servicio de las microfinanzas

Utilizar la tecnología, como tablets o smartphones, para tareas profesionales puede parecer algo habitual, pero cuando se trabaja para pequeños emprendedores que viven en zonas alejadas o sin conectividad, es más que una herramienta de trabajo… es una valiosa aliada.

Karina Méndez es asesora de crédito en Penonomé, la capital de la provincia panameña de Coclé. Trabaja en Microserfin, entidad de la Fundación Microfinanzas BBVA (FMBBVA), y atiende a emprendedores agropecuarios y a otros con pequeños comercios.

Usa una tablet para las gestiones administrativas que realiza en sus visitas. En un aplicativo informático de uso interno llamado ‘Movilidad Asesores’ graba y almacena la información del emprendedor, sus datos personales y su ubicación.

Así facilita el trabajo de inclusión financiera, desde el negocio o el hogar del emprendedor, que en muchas ocasiones es también donde tiene su empresa. Funciona independientemente de si hay o no conectividad, ya que los datos se almacenan en la tablet y, de manera automática, pasan al sistema informático central cuando se recupera la conexión.

Todos los datos que gestionan tanto Karen como los demás asesores que utilizan estas herramientas, se almacenan en un gestor documental, digitalizando así los procesos internos.

Herramientas digitales

Karina utilizando la tablet en el negocio del ganadero Gregorio Medina.

“Estaba ansiosa porque me entregaran la tablet. Antes de tenerla llevábamos un gran volumen de documentación en papel. Al llegar a la oficina había que digitalizar la información obtenida en las visitas a los emprendedores y se tardaba mucho tiempo. Ahora el proceso es más rápido, cómodo y seguro”, explica Karen.

Innovación en el sector microfinanciero

‘Movilidad de asesores’ se enmarca en la estrategia de innovación de la FMBBVA para implantar soluciones tecnológicas desarrolladas ‘in house’. Para lograrlo, la FMBBVA desarrolló previamente para sus seis entidades de microfinanzas un core bancario que concentra toda la información.

Esto permite a Microserfin, y al resto de entidades de la FMBBVA, ofrecer servicios financieros y no financieros, rápidos, eficaces e inclusivos, para mejorar la calidad de vida de los microempresarios y la de sus familias.

Herramientas digitales

Llevar la tablet es más operativo y cómodo cuando Karen visita a los clientes rurales.

“Las personas a las que atendemos están en muchos casos excluidas financieramente, y en situación de vulnerabilidad, por lo que recopilar los datos es difícil. La tecnología nos permite hacer más eficiente nuestro modelo de banca relacional”, explica João Costa, director de Soluciones de Cliente e Innovación Digital de la FMBBVA.

La tecnología nos permite hacer más eficiente nuestro modelo de banca relacional”, explica João Costa, director de Soluciones de Cliente e Innovación Digital de la FMBBVA

“Desde la casa del emprendedor o desde su negocio podemos dar de alta, hacer la evaluación analizando sus ventas, activos o inventario o introducir el destino del crédito. Y cuando volvemos a la oficina, esa información se evalúa para decidir la aprobación, corrobora Karen. “Así podemos ofrecer servicios financieros y no financieros inclusivos de manera rápida y eficaz para mejorar la calidad de vida de los microempresarios y sus familias”.

Gregorio Medina, ganadero, es uno de los emprendedores a los que atiende Karen, y confirma las ventajas de que su asesora utilice esta herramienta. “Todo se agiliza, como no hay papeleo, es más rápido. El trámite se hizo en un día. Para mí ha sido muy beneficioso”.

 

 

 

Cristina González del Pino, Comunicación FMBBVA

 

HISTORIAS DE VIDA