Inclusión

El reto

La región de América Latina y el Caribe sigue siendo la más desigual del mundo. De las 652 millones de personas que viven allí, el 28%, 190 millones están en situación de pobreza. El 63%de los adultos está trabajando o buscando un empleo (por cada 100 hombres, 67 son mujeres). Además, conseguir financiación en latinoamérica sigue estando fuera del alcance de muchos, con las consecuencias negativas que esto tiene para el progreso de la economía y la sociedad. 

La iniciativa individual y el desarrollo de pequeños negocios son la principal opción para que muchas personas puedan salir de la pobreza.  La inclusión financiera es clave para el progreso de los negocios de emprendedores vulnerables ya que les permite acceder a recursos económico-financieros.  La Fundación Microfinanzas BBVA está presente en  Colombia, Perú, República Dominicana , Chile y Panamá en donde el 37 % de los adultos no tiene cuenta bancaria.

La oportunidad

América Latina es la región más emprendedora del planeta: un 33% de las mujeres y un 37% de los hombres tiene intención de emprender. El 21% de las mujeres y el 25% de los hombres en la región está creando o tiene una nueva empresa, según datos del último informe Global Entrepreneurship Monitor (GEM).

El éxito del emprendimiento está sumamente influenciado por una serie de dimensiones como el acceso a la financiación, formación, digitalización en innovación…  En la FMBBVA medimos la vulnerabilidad  de los emprendedores en múltiples dimensiones para obtener una visión más completa de los retos a los que se enfrentan y poder ofrecerles soluciones financieras y no financieras a medida.

Las personas a las que atiende la Fundación viven en entornos precarios y tienen necesidades diferentes, requieren un control de sus finanzas frecuente, casi diario, unas metas específicas y una liquidez inmediata. Necesitan, por tanto, un acompañamiento constante y una atención ágil, sencilla y que se adapte a su hogar a medida que progresa. 

El compromiso

Desde su creación en 2007, las entidades del Grupo de la Fundación Microfinanzas BBVA han desembolsado más de 20.000 millones de dólares en créditos a emprendedores de escasos recursos.  La FMBBVA está comprometida con crear soluciones que permitan proporcionar una atención oportuna, sostenible, responsable y a un coste asequible a las personas a las que apoyamos. Apostamos por la medición del impacto social,  la formación y la innovación como palancas para reducir la pobreza y avanzar hacia un mundo más sostenible e inclusivo. Apoyamos a emprendedores ofreciéndoles servicios financieros y no financieros,  formación y acompañamiento, adaptados a sus necesidades para que progresen sus negocios, sus familias y sus comunidades, una metodología que llamamos: Finanzas Productivas. 

A través de este modelo, la Fundación Microfinanzas BBVA ha permitido que millones de personas que no accedían al sistema financiero convencional hayan podido emprender y mejorar su calidad de vida y la de sus familias.

Inclusión digital

La pobreza no se limita únicamente a la falta de recursos económicos; se extiende a carencias en dimensiones como la vivienda, la educación, la salud y la pobreza digital, que van más allá del acceso a dispositivos y la conexión a internet se manifiesta de varias formas y combinaciones de estas:

El acceso limitado a la tecnología, véase la falta de dispositivos (computadoras, teléfonos) o limitado acceso a internet, sobre todo en zonas rurales y urbanas marginadas
con infraestructura insuficiente para internet a alta velocidad.

• Las escasas habilidades digitales para utilizar la tecnología de manera efectiva pueden limitar las oportunidades de educación, empleo y participación cívica. Esto incluye habilidades básicas como navegar por Internet, enviar correos electrónicos, usar programas de procesamiento de texto o participar en redes sociales.

Limitaciones económicas que impidan la compra del dispositivo o de los costos asociados a servicios de internet, con la compra de un plan de datos o la instalación de una wifi.

Brecha digital que se convierte en brecha generacional ya que los mayores pueden sentirse abrumados o excluidos por la rápida evolución de la tecnología

La Fundación Microfinanzas BBVA lleva años inmersa en una transformación digital, poniendo la tecnología a disposición de los más vulnerables para que los servicios que ofrecen sus entidades sean fáciles, rápidos, flexibles y menos costosos para las personas que apoya. En los cinco países en los que la Fundación trabaja, la mayoría de los adultos tiene acceso a un dispositivo móvil (89%) pero no todos tienen acceso a internet (68%). En su uso financiero, sólo el 47% hace transacciones online, cifra que se reduce al 23% en población en situación de pobreza. Un 52,4% de los emprendedores de los cinco países presentan algún grado de pobreza digital y un 29% tienen pobreza digital extrema (no tienen equipos ni acceso a Internet). Colombia y Perú son los países con mayor pobreza digital y Chile el que menos.

 

La Fundación trabaja para erradicar la brecha digital en dos dimensiones:
Por un lado, poner a disposición de la población medios de conectividad a internet. Desde 2020, se han añadido 93 corresponsales con conectividad en zonas remotas ofreciendo conectividad a cerca de 4.400 hogares. Por otro lado, la apuesta por la alfabetización digital se hace crucial para mejorar la eficiencia de los emprendedores, y les reporta beneficios tangibles para poder utilizar las tecnologías en sus negocios y también la banca online, con un ahorro de tiempo en trámites burocráticos, permitiendo obtener información veraz en tiempo real y mejorar su comunicación con terceros.

En la medida que el acceso digital es masivo y asequible, permite potenciar el desarrollo y uso de finanzas digitales, una importante herramienta para la inclusión financiera.

Migrantes y desplazados: un colectivo en busca de oportunidades

En la FMBBVA atendemos a migrantes como un modo de contribuir al desarrollo de un país. Los grandes flujos migratorios internos y los desplazamientos entre países, en especial desde Venezuela, son parte importante de la realidad social en las geografías en las que operamos. Más de seis millones de venezolanos han emigrado a otros países de América Latina, siendo Colombia el principal país receptor: 2,3 millones. Resulta cada vez más necesario identificar y empoderar a estos segmentos para ayudarlos a progresar.

Las entidades de la FMBBVA en Colombia, Perú, Chile y Panamá atendieron a más de 161.38116 desplazados, migrantes y refugiados a través de programas e iniciativas especializadas como Empropaz y el programa de ACNUR , según recoge el informe de desempeño social de la FMBBVA de 2023. Además, realizamos estudios para conocer el estado de inclusión financiera de la población migrante en Colombia y Perú. 

Entre los retos a los que se enfrentan estas personas están las barreras documentales a la hora de verificar su identidad; la ausencia de un historial crediticio; la no aceptación de documentos de identidad alternativos por parte de aseguradoras (lo cual les limita a la hora de obtener un crédito, ya que es necesario un seguro de desgravamen); la falta de adaptación de la tecnología y de los procesos internos de las entidades financieras y los sesgos contra este colectivo que suelen presentarse a menudo entre los equipos comerciales a la hora de atenderlos.  Gracias a este estudio se han hecho adaptaciones para poder ofrecer servicios financieros y no financieros a este colectivo.