Publications -

Regulación de bancos digitales para profundizar la inclusión financiera

Consultative Group to Assist the Poor (CGAP)

En años recientes, los llamados bancos digitales[1]. han proliferado por doquier. Estos modelos han adoptado nuevas tecnologías para ofrecer servicios financieros a escala de manera innovadora, con capacidades analíticas avanzadas y menor costo operativo, y tienen el potencial de ofrecer servicios más asequibles y adecuados a la población excluida o subatendida por el sistema financiero tradicional.  La manera en que deben ser regulados se ha convertido en un tema de gran interés y fuente de continuos debates entre reguladores en todos los mercados.

A través de una investigación amplia sobre bancos digitales a nivel internacional, CGAP[2] publicó el reporte Bancos digitales: ¿Cómo pueden ser regulados para profundizar la inclusión financiera?[3]a finales de 2021, que describe tres enfoques regulatorios para bancos digitales que han dado cabida a nuevos modelos de negocio con mayor potencial de inclusión.  Los enfoques incluyen (i) un régimen de licencia especial para bancos digitales, (ii) un régimen de autorización escalonada o por etapas, exclusivo o no para bancos digitales y (iii) un enfoque sin un régimen especial ni escalonado para bancos digitales.

Aunque no de manera exhaustiva, el reporte detalla varios ejemplos relevantes en cada categoría que incluyen la definición local de dichos modelos, sus objetivos de política y población objetivo, su distribución y puntos de contacto físicos, las actividades permitidas y requerimientos de capital, así como la respuesta del mercado a dichos regímenes y el grado en el cual favorecen la inclusión financiera.  La mayoría de los ejemplos proviene de mercados desarrollados o emergentes con niveles de inclusión financiera más altos que las economías en desarrollo, porque es donde mayoritariamente han aparecido modelos de bancos digitales a la fecha.

Los países que han emitido licencias especiales para bancos digitales son pocos e incluyen a Corea, Filipinas y Pakistán, entre otros. Malasia y Singapur requieren que todos los solicitantes de bancos digitales pasen por una fase restringida antes de convertirse en un banco digital pleno, mientras que en el Reino Unido y Australia todos los bancos pueden pasar por una fase restringida opcional, sin importar si son bancos tradicionales o digitales. Sin embargo, la mayoría de los países ha optado por no crear ninguna categoría regulatoria especial para dichos bancos, como es el caso de Brasil, Alemania y Sudáfrica que albergan bancos digitales con un número considerable de clientes.

El reporte mantiene un enfoque en cómo aprovechar el potencial de los bancos digitales para atraer competencia, innovación y modernización al sector bancario y promover la inclusión financiera.  Está dirigido principalmente a las autoridades regulatorias, especialmente en mercados emergentes y economías en desarrollo, con el objetivo de ayudarles a tomar decisiones mejor informadas sobre cuál podría ser la forma adecuada para regular a los bancos digitales en su país.

 

Consulta el documento completo (en inglés) aquí.

 

 

[1] “Banco digital” se define como un proveedor de servicios financieros con licencia bancaria que adopta nuevas tecnologías en todas sus operaciones (back office y front office) para ofrecer productos y servicios bancarios principalmente a través de canales digitales.  Esta definición excluye a “neobancos”, “challenger banks” u otras fintechs que no cuentan con licencia bancaria propiamente.

[2] CGAP es un think tank enfocado en probar, aprender y desarrollar soluciones innovadoras a través de la investigación práctica y el compromiso activo con sus socios en la construcción de sistemas financieros responsables e inclusivos que ayuden a las personas a salir de la pobreza, proteger sus ganancias y promover los objetivos de desarrollo global. Ubicado en el Banco Mundial, cuenta con el apoyo de más de 30 organizaciones de desarrollo líderes comprometidas con lograr que los servicios financieros satisfagan las necesidades de las personas de bajos ingresos. Para más información visite: https://cgap.org.

[3]Digital Banks: How can they be regulated to deepen financial inclusion?” Slide Deck. Washington, D.C.: CGAP