Los microseguros ofrecen protección social y sanitaria por menos de un euro al mes

12 abril 2022

La pandemia ha supuesto un duro golpe para el desarrollo y la inclusión en Latinoamérica. Según el último informe anual de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), en 2021, la tasa de pobreza extrema aumentó hasta el 13,8%, lo que ha supuesto un retroceso de 27 años, con un incremento estimado de unos 5 millones de personas. En estas circunstancias, disponer de una póliza con coberturas médicas y asistencias básicas de salud está al alcance de muy pocos.

Los microseguros son productos financieros adaptados a las necesidades de las personas en situación de vulnerabilidad, para las que supone un verdadero problema tener que hacer frente a imprevistos como ingresos hospitalarios, paradas en la actividad laboral o decesos.

«Me parece una gran iniciativa y un beneficio importante en caso de enfermedad”

Las entidades de la Fundación Microfinanzas BBVA (FMBBVA), en colaboración con aseguradoras, han desarrollado pólizas a precios asequibles, en la mayoría de los casos por menos de un euro al mes. Microseguros que incluyen desde el diagnóstico de enfermedades graves como el alzheimer o el cáncer, coberturas de vida e incapacidad, ayudas a la maternidad o atención médica para las familias.

Cobertura frente al cáncer

En Panamá, Microserfin (FMBBVA), en alianza con Mapfre y Corporación Continental, ha creado un seguro oncológico para mujeres microempresarias de escasos recursos. Muchas de ellas, como Ana Jaramillo, son cabeza de familia, las que llevan ingresos a sus hogares, administran los recursos domésticos y las únicas responsables del cuidado de sus hijos.

“Enfrentarse a un diagnóstico de cáncer y al deterioro de la salud no solo representa mayores gastos para ellas sino también disminución de los ingresos”, según ha explicado el gerente general de la entidad panameña, Edison Mejía. El 88% de las mujeres que atienden en el país viven en condiciones de vulnerabilidad económica y “nuestros estudios muestran que el 82,7% de ellas no cuentan con seguros de ningún tipo porque no tienen la capacidad económica para costearlo”, ha subrayado.

Ana Jaramillo reconoce que fue una sorpresa cuando le ofrecieron la asistencia de salud. Y es que, en muchas ocasiones, las personas de bajos ingresos ni siquiera se plantean que pueden acceder a un seguro. “Personalmente, me parece una gran iniciativa y un beneficio importante en caso de enfermedad”, afirma Ana.

Ana Jaramillo FMBBVA Panamá

Ana Jaramillo, emprendedora panameña clienta de Microserfin

Es el caso de Leysi Guaitotó Salas, otra emprendedora de Microserfin, que al contratar un microseguro ha señalado que “es una ayuda excelente, espectacular, ya que el cáncer es algo a lo que todos estamos expuestos, aunque nadie se lo espera”.

La entidad panameña de la FMBBVA cuenta también desde 2021 con el microseguro Microsaf, especializado en asistencia funeraria. Esta póliza busca proteger a los microempresarios y a sus familias ante un shock económico inesperado en caso de fallecimiento.

Microseguros con enfoque de género

En el caso de las mujeres, la vulnerabilidad es aún mayor. Según datos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y ONU Mujeres, el descenso de las tasas de participación de las mujeres en el mercado laboral en América Latina y el Caribe tuvo durante la pandemia una caída precipitada, del 56,4% en 2019 al 51,5% en 2020 (una disminución de 4,9 puntos porcentuales en comparación con 2,7 puntos porcentuales para los hombres).

La FMBBVA diseña para ellas productos y servicios a medida, ya que sus circunstancias son diferentes a las de los hombres, y apoya a las madres trabajadoras. En el caso de las emprendedoras atendidas por la FMBBVA, el 56% viven solas (solteras, separadas o viudas), con personas dependientes a su cargo.

Bancamía, entidad colombiana de la FMBBVA, ha presentado recientemente el seguro de MAPFRE Mi Maternidad Protegida, con coberturas especiales como apoyos en el pago de sus microcréditos. Incluye también orientación médica y psicológica, promoción y prevención de la salud de la mujer, interpretación y análisis de exámenes médicos, orientación legal para protección de derechos vía acción de tutela y para trámites médicos, entre otras.

Otro ejemplo es la póliza Bolso protegido, dirigida a mujeres que venden por catálogo y que tienen que ir por las casas y negocios vendiendo sus productos. Por menos de 1€ pueden cubrir sus mercancías en caso de robo.

“Bancamía es el principal actor de microseguros en Colombia con 970.000 pólizas colocadas, de las cuales más de 610.000 son seguros voluntarios, hechos a la medida de las necesidades de esta población, con planes que empiezan desde los 4.000 pesos de prima mensual (menos de 1€ al mes)”, según ha explicado el hasta ahora presidente ejecutivo,  Miguel Ángel Charria tras cinco años al frente de la entidad.

El Grupo Fundación Microfinanzas BBVA, también tiene en Chile un microseguro; se llama  Mi familia protegida y cubre a los emprendedores en caso de accidentes o muerte accidental, y además ofrece ventajas asistenciales para el ámbito familiar. Desde su creación en 2017, más de 150.600 familias se han beneficiado de sus ventajas, con asistencias como orientación telefónica médica, pediátrica, geriátrica y nutricional ilimitada, y orientación telefónica legal (ámbito civil, penal, familiar, tránsito y robos), con un coste mensual de apenas 1,2 USD.

Asistencia médica al alcance de todos

La pandemia ha puesto de manifiesto que la asistencia médica es más difícil en los países en vías de desarrollo y que disponer de microseguros que se adapten a las necesidades de las poblaciones con menos recursos es cada vez más importante. Por eso hay que tener en cuenta la situación económica y la capacidad de pago de las personas en vulnerabilidad a la hora de poner a su alcance seguros que les permitan llevar una vida más saludable y poder hacer frente a situaciones imprevistas sin que suponga un verdadero problema en su economía doméstica.