editorial

“Los datos nos guían, sus protagonistas nos inspiran”, Isabel García, responsable de Análisis en MIDE de la FMBBVA

"Los datos nos guían, sus protagonistas nos inspiran", Isabel García, Análisis en Medición de Impacto y Desarrollo Estratégico de la FMBBVA

¿Cómo progresan los emprendedores a los que atendemos a través de productos y servicios financieros? Esta es la pregunta que abordamos en el informe de desempeño social de la FMBBVA, que publicamos anualmente desde hace siete años. Unas páginas que reflejan la importancia de una gestión basada en los datos, y la especial relevancia que tienen aquellos que se refieren a nuestros emprendedores, el corazón de lo que hacemos: apoyar el desarrollo de personas en vulnerabilidad que cuentan con actividades productivas. Cómo progresan, toman decisiones y mejoran su calidad de vida; en definitiva: medimos lo que realmente importa.

Los datos nos guían, pero estas historias nos inspiran y nos marcan el camino: nos revelan qué es importante para los emprendedores y cómo a través de la medición (¡y acción!) podemos contribuir a que cumplan sus metas"

El informe se centra en las personas pero también en su entorno, que mejora cuando los emprendedores recurren a los servicios financieros para impulsar sus pequeños negocios. El impacto social de nuestra relación con el cliente es clave y, junto con la sostenibilidad financiera y medioambiental, forma los pilares de nuestro propósito como Fundación (triple sostenibilidad).

La medición es fundamental para asegurarnos de que los objetivos no se deterioran y por ello, asignamos indicadores cuantitativos para los impactos más relevantes. Existe además una dimensión cualitativa que va más allá de los números y que vemos en el progreso de nuestros emprendedores, como su empoderamiento, el sentimiento de dignidad o la creación de redes.

Contar con información oportuna y relevante es clave para desarrollar los indicadores. A pesar de vivir en la era del Big Data, la brecha tecnológica en América Latina limita el acceso a la información y hace más difícil y costoso el conocimiento sobre el cliente. Conscientes de esta realidad, nuestro modelo de medición se basa en la data que el asesor de microfinanzas recoge durante sus visitas al hogar-negocio del emprendedor, principalmente en el proceso de crédito, y que nos permite conocer la situación y la evolución de muchos de los 2,1 millones emprendedores a los que atendemos.

Los datos son almacenados y tratados de forma rigurosa (¡la limpieza y homogeneidad de los datos es toda una ciencia!) y para entenderlos mejor, profundizar en ellos y matizarlos, añadimos y cruzamos información externa. El contexto es importante, ya que el crecimiento económico o las políticas sociales de los países tienen un efecto enorme en los más vulnerables y sus ciclos económicos. Buscamos también otras fuentes internas, como encuestas o evaluaciones cualitativas. Este año, por ejemplo, hemos llevado a cabo unas encuestas junto con aliados (Innovation for Poverty Action, Bill y Melinda Gates Foundation…) que nos han permitido conocer cómo se sienten los clientes respecto a su salud financiera: si tienen incertidumbre sobre sus negocios, si planifican el futuro, si ahorran o cómo afrontan los imprevistos económicos.

El alcance de la información (características sociodemográficas y del negocio de clientes en distintos países, entornos y sectores) es una de nuestras fortalezas, al igual que el proceso que seguimos, como los análisis estadísticos y matemáticos que nos permiten determinar los factores clave para un mayor desarrollo de los emprendedores. Por ejemplo, comprobamos que los clientes de áreas rurales no agrícolas consiguen superar en mayor medida la pobreza, posiblemente porque las condiciones de mercado son diferentes, hay menos oferta y los préstamos tienen un impacto más directo; o que el nivel de activos de los clientes tiene un efecto importante en su capacidad de generar ingresos futuros.

Para reducir la desigualdad en la región, contribuir a erradicar la pobreza y garantizar la igualdad de oportunidades es necesario indagar, analizar y extraer la información clave que permita pasar a la acción e impulsar un mayor impacto. La tecnología y la investigación deben provocar cambios disruptivos y dibujar un nuevo camino.

#

Isabel García García, responsable de Análisis en Medición de Impacto y Desarrollo Estratégico de la FMBBVA

La inclusión financiera, una puerta a nuevas oportunidades

El acceso a financiación para emprendedores con pocos recursos, así como otros productos y servicios para las personas en la base de la pirámide, empezó hace más de 40 años y supuso una revolución. Sin embargo, es importante tener en cuenta que el acompañamiento a los clientes también es fundamental para que mantengan las mejoras conseguidas y vayan construyendo colchones financieros para su futuro. Estos, ya sean ahorros, seguros o la compra de activos alternativos, ayudan a los emprendedores a afrontar gastos e imprevistos, a reducir la inestabilidad de sus ingresos y a conseguir un mayor bienestar.

En la presentación del Informe de Desempeño Social en los países en los que estamos presentes, participan siempre nuestros emprendedores, para que cuenten en primera persona el progreso que se refleja en nuestra medición. Estar en contacto con ellos, escuchar sus historias y las dificultades a las que se enfrentan, nos inspiran a seguir mejorando. Destacan especialmente los testimonios de las mujeres, que representan el 57% de nuestros clientes y cuyas necesidades y experiencias son fundamentales para seguir atendiéndolas de la mejor manera y reducir la brecha de género, clave para acabar con la desigualdad en los países.

De ellas oímos muy a menudo la palabra “confianza”, ya que para muchas, la inclusión financiera es eso, que alguien crea en ellas, en que podrán salir adelante con sus negocios, algo que efectivamente consiguen. Yamile, en Colombia, compartía con nosotros su concepto de éxito basado no en conseguir más beneficio, sino en facilitar que más mujeres salgan adelante, dándoles empleo en su taller de ropa infantil.

Los datos nos guían, pero estas historias nos inspiran y nos marcan el camino: nos revelan qué es importante para los emprendedores y cómo a través de la medición (¡y acción!) podemos contribuir a que cumplan sus metas. Este informe es un ejercicio de autoevaluación de nuestro propósito, y de nuestro servicio a la sociedad y las poblaciones que atendemos. Recoge también los esfuerzos de miles de personas que trabajan sobre el terreno por acercar oportunidades y mejorar la vida de millones de emprendedores y contribuir al desarrollo de sus países.