Es tendencia -

Grandes Emprendedores Migrantes

Banco comunal de Fondo Esperanza

Al inicio de este año atípico, se constituyó el primer Banco Comunal de Fondo Esperanza (FE) compuesto íntegramente por migrantes que han llegado a Chile desde Venezuela, Colombia, Bolivia, Haití y Egipto.  Bajo el nombre “Grandes emprendedores migrantes”, este banco comunal fue constituido gracias a un trabajo en red con el municipio. La asesora de Banca Comunal al cargo Pamela Valenzuela nos comenta: “Ellos enfrentaron la pandemia y no tuvieron ningún problema en innovar. Todos siguen con sus negocios activos, y a ellos les han aportado mucho las sesiones de educación y redes de apoyo”.

Haciendo frente a la pandemia, este grupo de emprendedores ha demostrado tener el coraje para seguir desarrollando sus negocios y recibiendo muy positivamente todo el apoyo y colaboración de Fondo Esperanza.

Por su parte, la jefa de Oficina de Fondo Esperanza de Linares, María Isabel Andrade, comenta lo importante que es para la entidad que se haya creado el primer banco comunal conformado entero por migrantes pocos meses antes de que comenzara la emergencia sanitaria. “La evolución de abrirse a nuevos emprendedores, provenientes de otros lugares, ha podido ratificar el compromiso que FE tiene con sus emprendedores. Ellos lo vivieron al pasar esta pandemia, y recibir la flexibilidad de pagos que ofrecimos, los kits de alimentación e higiene que recibieron las familias más afectadas, y lo rápido que nos adaptamos a esta nueva realidad brindando el servicio a través de la metodología online”, añade.

Además, según ha señalado, esperan que este hito sirva como ejemplo para otros: “Somos una comuna con muchos migrantes emprendedores y contamos con la fortuna que desde el municipio haya una Oficina de Migración, con la que trabajamos cohesionados, preocupados y movilizados por las necesidades de la comunidad extranjera”, concluye María Isabel.

Para la subgerente zonal Centro Sur de FE, Yéssica Campos, este banco comunal es una experiencia inspiradora para la institución: “Nos ha permitido conocer la diversidad cultural de nuevos emprendedores, nutriéndonos como institución y trabajadores. Tener la oportunidad de conocer a los emprendedores migrantes nos ha permitido creer que el emprendedor no tiene fronteras, sino que los une el mismo ímpetu de salir adelante”.

#

En palabras de su asesora, todos los integrantes de “Grandes emprendedores migrantes” han seguido desarrollando sus emprendimientos, mostrándose muy interesados en seguir aprendiendo con las capacitaciones online que se presentaron durante este período. Todo, con un excelente ambiente tanto dentro de las reuniones como fuera de su banco comunal.

Y todo ello en un contexto en el que la política migratoria se encuentra en proceso de renovación: el Parlamento chileno está avanzando hacia la aprobación de la polémica Ley de Migración y Extranjería cuya tramitación comenzó en el 2013. Esta nueva regulación significaría la modificación de la actual política migratoria chilena diseñada en los años 70, cuando el país apenas recibía personas migrantes y que se ha ido actualizando con los años pero sin grandes cambios estructurales. Esta nueva ley incorpora mecanismos de regularización y el principio de no devolución, asegura la igualdad de oportunidades de acceso a seguridad social y beneficios de cargo fiscal; adopta medidas para la protección e inclusión de trabajadores migrantes, y garantiza además el derecho a recurrir ante una medida de expulsión.