“El que no se arriesga no cruza el río”, emprendedora panameña

Al borde de una carretera del municipio panameño de Chame está el negocio de lavado de coches de Ada Moreno. Si a esta emprendedora le hubieran dicho hace unos años que iba a ser la dueña, no lo hubiera creído. Ella era secretaria hasta que perdió su trabajo por la crisis económica, igual que su marido. Pero lejos de tirar la toalla, ambos decidieron reinventarse. Se trasladaron a Chame y así surgió ‘Car Wash’, una oportunidad para salir adelante y cuidar de sus nietas.

Sus clientes saben que si en cualquier momento necesitan lavar su coche, cambiar los neumáticos o sustituir las escobillas del limpiaparabrisas, solo tienen que ir al negocio de Ada, ya que abre todos los días, incluidos los festivos.

Un empleado de ‘Car Wash’ lavando un coche

Además de prestar un servicio a la comunidad, también da empleo a ocho de sus vecinos, personas con pocos recursos a las que da trabajo y almuerzo.

El apoyo de Microserfin, la entidad panameña de la Fundación Microfinanzas BBVA, ha sido esa oportunidad que muchos emprendedores necesitan para salir adelante: “Microserfin nos ha cambiado porque nos ha permitido darnos a conocer más en la comunidad y saben que somos gente trabajadora y luchadora. Les estoy muy agradecida por todo el apoyo que me han brindado y que me siguen brindando”, explica Ada.

Anima a otras mujeres para que sigan su ejemplo y decidan emprender. “Yo le digo a toda mujer que quiera emprender que no tenga miedo, que hay que arriesgarse. Como dice el dicho ‘El que no se arriesga no cruza el río'”.

Cristina González del Pino, Comunicación FMBBVA

 

HISTORIAS DE VIDA