Más del 80% de los emprendedores atendidos por la FMBBVA en Chile son mujeres

En un país donde los microemprendedores representan un cuarto de la fuerza laboral, la Fundación Microfinanzas BBVA impulsa el desarrollo económico y social de más de 120.000 emprendedores vulnerables. Según el estudio de BBVA Research Realidad de las microfinanzas en Chile, el emprendimiento es un factor clave para crear oportunidades en zonas donde hay poco empleo formal.

A través de sus dos entidades en el país, Fondo Esperanza y Emprende Microfinanzas, la FMBBVA facilita la inclusión financiera de miles de personas que buscan progresar con un negocio propio. Según ha dicho hoy Pablo Coloma, gerente general de Emprende, durante la presentación del Informe de Desempeño Social 2016 de la Fundación en la sede de BBVA Chile, “el país requiere con urgencia de más y mejor inclusión financiera para los trabajadores por cuenta propia y microempresarios”. Por eso, las entidades de la Fundación no solo ofrecen productos como créditos o seguros, también capacitan y forman en educación financiera.

“El país requiere con urgencia de más y mejor inclusión financiera para los trabajadores por cuenta propia y microempresarios”

“Pertenecer a Fondo Esperanza nos da la oportunidad de crecer en nuestros negocios gracias a la capacitación. No se fija en tu patrimonio, sino en el emprendimiento y en tu capacidad de trabajo”, afirma Miriam, una de las emprendedoras chilenas a las que atiende la FMBBVA. Precisamente, a través de su Escuela de Emprendimiento y de apoyo económico, Fondo Esperanza contribuye al éxito de los más de 110.000 emprendedores a los que atiende, el 83% mujeres. Según ha apuntado Stephanie García Van Gool, directora de Medición de Impacto de la FMBBVA, “a pesar de tratarse de pequeños negocios, los emprendedores de Fondo Esperanza consiguen altas tasas de crecimiento de sus ventas (43% anual) y excedentes (54% anual), en un contexto de desaceleración económica”.

Presentación del Informe de Desempeño Social 2016 de la FMBBVA ante la prensa en Chile El presidente del Patronato de la FMBBVA, Claudio González-Vega, durante su intervención Stephanie García Van Gool, directora de Medición de Impacto de la FMBBVA presentando los principales resultados del informe anual El gerente general de Fondo Esperanza, Mario Pavón, el presidente del Patronato de la FMBBVA, Claudio González-Vega, el director general de la FMBBVA, Javier M. Flores, la directora de MIDE de la FMBBVA, Stephanie García Van Gool, y el gerente general de Emprende Microfinanzas, Pablo Coloma, en la presentación del informe anual de la Fundación
El gerente general de Fondo Esperanza, Mario Pavón, el presidente del Patronato de la FMBBVA, Claudio González-Vega, el director general de la FMBBVA, Javier M. Flores, la directora de MIDE de la FMBBVA, Stephanie García Van Gool, y el gerente general de Emprende Microfinanzas, Pablo Coloma, en la presentación del informe anual de la Fundación

 

El mismo apoyo reciben también los emprendedores de la otra entidad de la Fundación en Chile, Emprende Microfinanzas. De las más de 10.000 personas a las que atiende, la mitad sólo tiene educación primaria a lo sumo y el 33% vive en entorno rural. A pesar de ello, y según el Informe de Desempeño Social 2016 de la FMBBVA, casi un 10% ha generado al menos un puesto de trabajo adicional.

Realidad de las microfinanzas en Chile, estudio de BBVA Research

De los casi dos millones de microemprendedores que hay en Chile, más de 700.000 son mujeres. Así lo señala un estudio de BBVA Research, elaborado con motivo de la presentación del informe anual de la FMBBVA, para comprender la realidad de las personas a las que la Fundación atiende en el país. En esta radiografía, titulada Realidad de las microfinanzas en Chile, el área de estudios de BBVA sostiene que casi el 70% de los emprendedores son mayores de 45 años y menos de la mitad ha cursado educación media.

Las mujeres, cabeza de familia de cerca del 50% de los hogares con bajos recursos, emprenden para generar ingresos y compatibilizar su trabajo con las labores domésticas y/o cuidado de los niños. Ellas constituyen la gran mayoría de los emprendedores chilenos que tienen su microempresa en el hogar, y sus negocios suelen ser poco productivos. El 66% de las emprendedoras genera unos ingresos mensuales de unos 550 dólares.