Los microseguros en el contexto de las Finanzas Productivas

Cuando ocurren tragedias como la que recientemente azotó Mocoa (Colombia), o el Fenómeno del Niño Costero (Perú), los que menos tienen suelen ser los más expuestos a sufrir las consecuencias. El impacto de los fenómenos climáticos o de otro tipo de situaciones de riesgo es mucho mayor en la calidad de vida de las personas vulnerables, y esto se acentúa por la falta de acceso a los seguros.

Los microseguros son productos financieros que ofrecen protección a hogares vulnerables y de bajos ingresos. Sin ellos, únicamente les quedan mecanismos informales para enfrentarse a imprevistos: acumular ahorros y activos para su posterior uso y venta, contratar créditos o sacrificar el bienestar del hogar con un menor gasto en comida, educación y ocio.

Actualmente, el sector se enfrenta a grandes limitaciones como la escasez de información sobre el mercado, además de la falta de conocimiento por parte de los potenciales clientes. Un estudio de la MicroInsurance Network revela que en América Latina y el Caribe, donde opera la Fundación Microfinanzas de BBVA (FMBBVA), el 7,89% de la población tiene cobertura de microseguro. Los países con mayores tasas de cobertura son México (15%), Colombia (14,6%), Ecuador (12,1%), Perú (10%) y Chile (7%). Todo esto implica para el sector, la necesidad de una mayor responsabilidad en la distribución del producto para atender la demanda existente.

Como parte importante del modelo de las Finanzas Productivas, la Fundación sigue dos líneas de actuación respecto a los microseguros: promueve el desarrollo a través de productos adaptados a los clientes vulnerables y fomenta la concienciación sobre la importancia de seguros.

Promoviendo el desarrollo a través de seguros adaptados

 

El acceso a los microseguros es más difícil en los países en vías de desarrollo, donde este mercado es ineficiente o directamente inexistente para las personas con bajos recursos. La FMBBVA, en su misión de promover el desarrollo de las personas vulnerables, ofrece microseguros adaptados a las necesidades del emprendedor. Para ello, se implica directamente en la creación de productos específicos pensados para los emprendedores de bajos recursos, teniendo en cuenta su situación económica y capacidad de pago a la hora de fijar los costes del seguro. Además, dicho producto también adecua las coberturas, duración y el diseño de todos los procesos (como la contratación o la gestión de siniestros) a las necesidades e intereses de los potenciales asegurados.

A nivel agregado, el 49% de los clientes de crédito tiene vigente un seguro voluntario a 31 de diciembre de 2016. Los productos de seguro voluntario más relevantes contratados por clientes de crédito de las entidades de la FMBBVA son los siguientes*:

<strong></p>
<p>Bancamía</strong>87% tiene microseguro voluntario<strong><br />
Seguro de Vida Libre:</strong> es un seguro de vida, accidentes y decesos que cubre al asegurado o al grupo familiar.<br />
<strong>Seguro de Daños:</strong> cubre los daños materiales de la unidad productiva ante eventos inesperados (incendio, explosión, inundación, terremoto, huracán, granizo, etc…)

Bancamía87% tiene microseguro voluntario
Seguro de Vida Libre:
es un seguro de vida, accidentes y decesos que cubre al asegurado o al grupo familiar.
Seguro de Daños: cubre los daños materiales de la unidad productiva ante eventos inesperados (incendio, explosión, inundación, terremoto, huracán, granizo, etc…)


</p>
<p><strong>Financiera Confianza</strong>42% tiene microseguro voluntario<strong><br />
Seguro Multirriesgo:</strong> cubre los daños materiales que afecten al capital de trabajo del negocio debido a incendio, explosión, huelgas, daños maliciosos, vandalismo, y riesgos de la naturaleza.<br />
<strong>Protección de Cuotas:</strong>cubre las cuotas del préstamo que el cliente no pueda pagar debido a una incapacidad temporal, hasta un máximo de 4 cuotas.

Financiera Confianza42% tiene microseguro voluntario
Seguro Multirriesgo:
cubre los daños materiales que afecten al capital de trabajo del negocio debido a incendio, explosión, huelgas, daños maliciosos, vandalismo, y riesgos de la naturaleza.
Protección de Cuotas:cubre las cuotas del préstamo que el cliente no pueda pagar debido a una incapacidad temporal, hasta un máximo de 4 cuotas.

<strong></p>
<p>Banco Adopem</strong>26% tiene microseguro voluntario<strong><br />
Microseguros:</strong> es un producto de vida y accidentes que cubre al asegurado principal y su cónyuge

Banco Adopem26% tiene microseguro voluntario
Microseguros:
es un producto de vida y accidentes que cubre al asegurado principal y su cónyuge


<strong></p>
<p>Fondo Esperanza</strong>4% tiene microseguro voluntario<strong><br />
Mi Familia Protegida:</strong>es un seguro de vida y accidente

Fondo Esperanza4% tiene microseguro voluntario
Mi Familia Protegida:
es un seguro de vida y accidente

</p>
<p><strong>Emprende Microfinanzas</strong>38% tiene microseguro voluntario<strong><br />
Seguro Protección Familiar:</strong>es un seguro de vida y accidente

Emprende Microfinanzas38% tiene microseguro voluntario
Seguro Protección Familiar:
es un seguro de vida y accidente

*Datos a 31.12.2016

Fomentando la concienciación sobre la importancia de los seguros

Uno de los retos más acuciantes es la falta de una “cultura de seguros”, especialmente entre los más vulnerables, ya que algunas de las barreras a las que tienen que hacer frente son la falta de productos adaptados a sus necesidades, información sobre los productos de seguros, conciencia sobre su situación que les lleva a subestimar los posibles riesgos y por último, la falta de confianza en las aseguradoras.

Por eso, las entidades de la FMBBVA fomentan una “cultura de seguros” en los países donde están presentes y concentran sus esfuerzos en la formación de sus asesores, por ser los encargados de acercar los microseguros a los emprendedores. Una parte de su formación inicial está dedicada a estos productos, para tratar en profundidad los diferentes tipos que existen, su funcionamiento y el vocabulario específico para transmitir todo esto a los clientes.

En Fondo Esperanza, por ejemplo, aprovechan las reuniones de los Bancos Comunales para hacer una sesión educativa sobre microseguros. A través de un juego de roles, los emprendedores aprenden la diferencia entre un negocio asegurado y otro sin asegurar. Así, los asesores consiguen que entiendan cómo un microseguro puede ayudarles a gestionar los riesgos que pueden afectar a sus vidas y a las de sus familias.

En Bancamía, lo hacen a través de unos folletos explicativos, adaptando el vocabulario específico de los seguros para personas con menos conocimiento técnico.

La complementariedad de los instrumentos financieros

El manejo integral y la mitigación de los riesgos a los que se enfrenta la población más vulnerable requiere la complementariedad de varios instrumentos como el ahorro, el crédito y los seguros. Mientras que el ahorro y el crédito aseguran la disponibilidad de medios económicos en el futuro y en la actualidad, el seguro protege los recursos con los que cuenta un hogar.

Lejos de ser una panacea, los microseguros demuestran que son una herramienta eficaz que ayuda a los hogares-empresas a ser más resilientes ante shocks y cambios inesperados. De esta manera, permite a los microemprendedores y a sus familias lograr una mayor estabilidad financiera, que sin duda mejora sus vidas.