La inclusión financiera de las mujeres, fundamental para la equidad de género

La equidad de género debería estar en todas las agendas, es indudable. No es solo una cuestión de justicia, también es necesaria para lograr un mayor crecimiento económico y que éste sea más sostenible. 

Estas han sido las principales conclusiones del Foro Paridad y Alternancia en el se ha debatido sobre la equidad de género en el sector financiero y en el que han participado la gerente general adjunta de Financiera Confianza, entidad de la Fundación Microfinanzas BBVA en Perú, Bárbara Castro, el presidente de la Asociación de Bancos del Perú (Asbanc), Martín Naranjo, la vicepresidenta de Asuntos Corporativos y Legales de Interbank, Zelma Acosta y la embajadora de Costa Rica en España, Ana Helena Chacón, y la congresista peruana Carmen Omonte, quien ha moderado y organizado el acto.

La inclusión financiera de las mujeres es un factor sumamente importante para acortar las brechas de desigualdad. La autonomía de las mujeres empieza por el monedero” ha afirmado Bárbara Castro que también ha explicado la iniciativa Equiparando la cancha a nivel del sector: “Surgió a partir de algunos hallazgos y alineada a la necesidad como industria de hacernos cargo de las demandas sociales” ha contado Bárbara Castro, “un primer paso fue empezar a medir, para empezar a gestionar”. 

Foro virtual Paridad y Alternancia

“Así advertimos que la industria financiera peruana es mayoritariamente femenina. De los 63,106 profesionales en el sector, el 53% son mujeres” ha señalado. Sin embargo, a medida que se asciende a los niveles de mando, la presencia de mujeres disminuye. De hecho solo hay una mujer CEO en el sector en el país. “La evidencia muestra que la presencia de mujeres en cargos de dirección impacta positivamente sobre las aspiraciones y logros de las colaboradoras e incluso de niñas. Se necesitan más mujeres en cargos de dirección en el sistema financiero” ha defendido Bárbara Castro. A pesar de los avances, aún queda mucho camino por recorrer, esto también es indudable.