La digitalización como herramienta de superación para emprendedoras afectadas por la pandemia: Caso de Fondo Esperanza

12 agosto 2020
Fondo Esperanza

Más de 120.000 emprendedores atendidos por Fondo Esperanza (FE) están afrontando una nueva realidad marcada por una pandemia. Desde el 16 de marzo, cuando Chile declaró el confinamiento obligatorio, el 91% de ellos, que vive en vulnerabilidad, se ha tenido que enfrentar a la disminución o pérdida completa de ingresos, lo que agrava aún más su situación.

Ante este reto, la entidad chilena de la Fundación Microfinanzas BBVA (FMBBVA) empezó a trabajar inmediatamente en la adaptación de sus servicios para acompañar a sus clientes en estos momentos de gran dificultad. Para FE, el mayor desafío fue adaptar su modelo, basado en la atención personalizada (a través de reuniones de Bancos Comunales), a un día a día donde el distanciamiento físico era parte de la “normalidad”.

¿Quién lideró la transformación digital en tu empresa?

Por tanto, a la prioridad de prevenir los contagios, se sumó la generación de medidas financieras, como la creación de un crédito de emergencia y el congelamiento del pago de cuotas de crédito, para que los clientes pudieran ajustar sus presupuestos de la mejor manera, sin caer en la destrucción de sus emprendimientos, su sustento de vida.

Este esfuerzo requirió por parte de FE acelerar la digitalización de todos sus servicios, entre otras medidas. Lo que a su vez permitió detectar brechas existentes para el segmento que atiende mayoritariamente, como la brecha de acceso (por la falta de disponibilidad de Internet o de los dispositivos necesarios) y la de uso (debido a una menor alfabetización digital).

Pero la brecha más llamativa, ya que afecta al 81% de los clientes atendidos, es la de género: en Chile, como en gran parte de América Latina, debido a costumbres y normas socio culturales, las mujeres experimentan una interseccionalidad de estas brechas. Sufren tanto la falta de acceso a Internet y a dispositivos, como el hecho de poseer menos conocimiento digital.

No es fácil superarlas y, de hecho, son barreras que siguen existiendo, especialmente para las mujeres, pero el empeño de FE por seguir estando cerca de sus emprendedores facilitó la puesta en marcha de respuestas, como la sustitución de reuniones presenciales por virtuales; la posibilidad de hacer una solicitud digital de recréditos; y la creación de alianzas con organizaciones afines.

Gladys Chacana, emprendedora de Fondo Esperanza

Son pequeños grandes pasos que dan juntos la entidad y los emprendedores, para atravesar la difícil situación actual, y que les dará herramientas para seguir caminando hacia un futuro marcado por la incertidumbre.

Por todas estas razones, Fondo Esperanza sigue apostando por poner el foco en la creación de nuevos canales no presenciales para sus servicios, lo que incluye la generación de alianzas con redes externas para promover el acceso a la tecnología, y el diseño de capacitación y acompañamiento para contribuir en la alfabetización y fluidez digital; todo con una perspectiva transversal de género que considere las necesidades, capacidades y disponibilidades de las personas a las que atiende.

El futuro presenta, más allá de un llamamiento a mejorar, una necesidad de transformación, para ofrecer nuevas soluciones a las más de 120 mil socias que hoy siguen confiando en la entidad chilena de la FMBBVA, pero también, y sobre todo, para acoger al nuevo gran grupo de emprendedoras que surgirá tras un contexto de pandemia que, dado el alto nivel de suspensión de actividades, ha obligado a las personas a reinventarse para llevar el sustento a sus hogares.

Un compromiso que, como siempre, está alineado con la búsqueda del desarrollo sostenible de emprendedores de bajos recursos para que puedan seguir progresando con una resiliencia duradera, sobre todo en estos momentos en los que la capacidad de adaptación es fundamental para seguir adelante.

 

 

*Este artículo está basado en el curso que impartió la jefa de Canales no Presenciales de Fondo Esperanza, Carolina Estay, en el marco de la capacitación en línea “Liderazgo femenino en el sector de las telecomunicaciones y las TIC” organizada por la Unión Internacional de Telecomunicaciones, OEA|CITEL y Equals Global Partnership.