Día Internacional de los Pueblos Indígenas: El reto de proteger las raíces

Según la FAO, en el mundo viven más de 370 millones de indígenas repartidos en 90 países. A pesar de que solo representan el 5% de la población mundial, constituyen el 15% de la población pobre global.

9 agosto 2017
Bancamía

Vitalino Cuellar es el médico de su comunidad, o como a él le gusta llamarse, el “botánico”. Compagina esta vocación con una de las actividades principales de la etnia cuna tule: el cultivo de plátano, yuca y ñame (un tubérculo similar). Vive en el municipio colombiano de Caimán Nuevo, casi en la frontera con Panamá. Para combatir la escasez de agua, Vitalino necesitaba invertir en un sistema de drenaje para aprovechar el agua de lluvia en su plantación. Lo ha conseguido gracias a la Fundación Microfinanzas BBVA, un apoyo fundamental para subsistir lejos de las grandes ciudades y asegurar la supervivencia de su pueblo.

“Tanto los hombres como las mujeres cuna trabajan. Ellas se dedican a la artesanía y nosotros, a la agricultura”, afirma Vitalino, que forma parte de las más de 2.000 personas de la etnia cuna que viven en Colombia y de los más de un millón de indígenas que hay en el país. Desde muy pequeñas, las mujeres aprenden a tejer las molas, unas telas bordadas con figuras geométricas o paisajes, muy arraigadas a sus costumbres. Ellas se visten con esas telas y hacen bolsos, carteras e incluso cojines para venderlos en el resto del país. Tardan tres días en tejer las molas con figuras geométricas y seis días, cuando llevan paisajes.

“Mi sueño es vivir con tranquilidad junto a mis hijos y a mi familia”

Los asesores de Bancamía, la entidad colombiana de la Fundación Microfinanzas BBVA, llegaron hasta Caimán Nuevo para ofrecer servicios financieros y capacitación adaptados a sus actividades. Fue así cómo Vitalino accedió a pequeños préstamos que le ayudan a progresar y a diversificar su negocio. “Mi sueño es vivir con tranquilidad junto a mis hijos y a mi familia. Con Bancamía, uno puede vivir y ser feliz”, asegura Vitalino.

El 9 de agosto se celebra el Día Internacional de los Pueblos Indígenas

Según la FAO, en el mundo viven más de 370 millones de indígenas repartidos en 90 países. A pesar de que solo representan el 5% de la población mundial, constituyen el 15% de la población pobre global. Precisamente, son la pobreza y el miedo a perder sus raíces lo único que les une, ya que sus orígenes, su historia o sus tradiciones en nada se parecen. Muchos renuncian a algo tan básico como puede ser la luz, por no dejar atrás sus hogares y su forma de vivir.

Este año se cumplen diez años desde que Naciones Unidas adoptara la Declaración sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, el acuerdo internacional más completo en este ámbito. En ella, se reconoce la contribución de estos pueblos al patrimonio común de la humanidad por la riqueza de sus culturas. Según la ONU, “los pueblos indígenas han heredado y practican culturas y formas únicas de relacionarse con la gente y el medio ambiente”. De hecho, los pueblos indígenas custodian el 80% de la biodiversidad del planeta, por lo que su aportación para la preservación del medio ambiente es clave.