El 80% de los clientes con crédito de Bancamía vive en vulnerabilidad

La Fundación Microfinanzas BBVA (FMBBVA), a través de Bancamía, atiende en Colombia a más de 1 millón de emprendedores de bajos ingresos, que mejoran su calidad de vida y la de sus familias gracias a sus pequeños negocios.

El 80% de los clientes atendidos en ese país, está en vulnerabilidad desde el punto de vista de sus ingresos, 54% son mujeres, 44% vive en zonas rurales y el 50% a lo sumo tienen educación primaria.

Son datos que recoge el Informe de Desempeño Social 2018 de la Fundación “Midiendo lo que realmente importa’, presentado hoy en la sede de BBVA del país, y que muestra los resultados de un modelo único de medición de impacto social que analiza el desarrollo de los clientes y sus negocios. 

“En la FMBBVA apostamos por los datos como guía para marcar el camino, no desviarnos de la misión y acelerar en la medida de lo posible la consecución de nuestro objetivo: el desarrollo económico y social de los emprendedores. La medición de impacto nos permite constatar que estamos yendo por la vía correcta”, explicaba en la presentación del informe Isabel García, responsable de Análisis en Medición de Impacto y Desarrollo Estratégico de la FMBBVA.

“Las ventas y los excedentes del negocio crecen al 12% y 10% respectivamente, pero el mayor impulso se observa en los activos, que se expanden un 20% (tasa de crecimiento anual compuesta). Hemos comprobado que los negocios de los clientes han crecido a tasas de dos dígitos”, detallaba Isabel García.

Bancamía, trabaja para facilitar el acceso a productos y servicios financieros a los microempresarios que por sus condiciones económicas, sociales y geográficas han estado excluidos, con el firme propósito de acompañarlos en la búsqueda de su bienestar.

El Informe de Desempeño Social mide si los clientes están logrando mejorar sus condiciones de vida. El 12% de los emprendedores sale de la situación de pobreza en el segundo año de relación con la entidad. Ademas, uno de cada dos clientes que ha renovado un crédito en el último año ha mejorado su renta, y en un periodo de 5 créditos, el 82% de los clientes pobres ha conseguido ingresos por encima de la línea de pobreza, un 52% de forma permanente.

Trabajar por el empoderamiento de las mujeres

Angélica Valbuena, una microempresaria rural, madre cabeza de familia, que puso en marcha un negocio de hortalizas orgánicas en Ubaté (Cundinamarca), ha intervenido en la presentación del informe, un acto centrado en el ‘Papel de las microfinanzas en el empoderamiento de las mujeres’. Gracias al acompañamiento técnico y a la financiación que Bancamía le entregó ha implementado en su negocio medidas  de adaptación al cambio climático, y ha vencido barreras como el machismo y la falta de garantías económicas para poder acceder a un crédito: “Si yo hubiera sabido que podía hacer esto sola, sin un hombre, hubiera comenzado hace mucho tiempo. Hace falta la seguridad, quererse un poquito más y creer en uno mismo, porque una entidad financiera sí creyó en mí”, ha explicado.

El 54% de los clientes con crédito en Bancamía son mujeres, el 47% de ellas tiene educación primaria como máximo y más del 35% vive en entorno rural.  El 30% de las colombianas atendidas por la FMBBVA está por debajo de la línea de pobreza nacional y el 37% vive sola con personas a su cargo.

“Las microfinanzas deben contribuir a cerrar las brechas de crecimiento económico de las mujeres. En ese camino, en Bancamía y la Fundación ya estamos desarrollando productos de seguros diferenciales, como una póliza de salud que cubre enfermedades como cáncer de mama o matriz, y asistencia para acompañar a nuestras clientas con asesoría psicológica, jurídica y emocional telefónica, orientación médica o chequeos preventivos. Y para las emprendedoras rurales, asesoría técnica agropecuaria e información climática”, ha detallado Miguel Ángel Charria Liévano, presidente ejecutivo de Bancamía.