De refugiados a microempresarios: el paso para una nueva vida

Cada 60 segundos, 20 personas en el mundo se ven obligadas a dejar su país, su vida y su familia para escapar de la guerra o la persecución por motivos políticos, religiosos o étnicos, entre otros. Son datos de Naciones Unidas, para concienciar de una realidad que requiere de una solución global. Ya en 1967, los países miembros de la ONU firmaron el Protocolo sobre el Estatuto de los Refugiados, por ser uno de los grupos más vulnerables.

Conseguir su integración social y económica es el gran reto. El emprendimiento puede ser una vía para lograr una segunda oportunidad de rehacer sus vidas. La Fundación Microfinanzas BBVA, a través de Microserfin, su entidad en Panamá, les ofrece productos y servicios que están permitiendo que se conviertan en motores económicos en sus países de arraigo. Es la primera entidad de microfinanzas que ha apoyado a la población refugiada en el país.

Desde 2008, desarrolla un programa con la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y la Cruz Roja Panameña. Microserfin aporta financiación para las actividades productivas de los refugiados, microseguros y educación financiera, a través del programa ‘Saquemos Cuentas’, para que tomen decisiones financieras informadas y alcancen un desarrollo sostenible en el tiempo.

Alianzas estratégicas para apoyar a las poblaciones vulnerables

“Nos enfocamos en trabajar por las personas en situación de vulnerabilidad, y los refugiados forman parte de este segmento. Queremos contribuir en la mejora de su calidad de vida y la de sus familias. Su valentía y grandes sueños de salir adelante nos inspiran a llegar a más para ofrecerles inclusión financiera y oportunidades de desarrollo productivo”, señala Édison Mejía, gerente general de Microserfin.

“Dar la oportunidad a personas refugiadas y solicitantes de la condición de refugiado para que puedan empezar y fortalecer sus emprendimientos es clave para que, tanto ellos como las comunidades que les reciben, puedan prosperar juntos. Esta alianza les permite ser autosostenibles, desarrollar sus proyectos de vida y aportar al desarrollo de su nuevo hogar”, explica Renee Cuijpers, representante Regional Adjunta de la Oficina Multipaís de ACNUR en Panamá, que gestiona un fondo de garantía para estos microempresarios.

Para Elías Solí, presidente de la Cruz Roja Panameña, “con la renovación de la alianza se ofrecerán créditos para el desarrollo de emprendimientos en diversos sectores. Lo que les permite obtener una mejor integración en la sociedad panameña y la sostenibilidad de sus medios de vida”.

Microserfin

Firma de la renovación del programa de apoyo a refugiados entre ACNUR, Cruz Roja y Microserfin

Las cifras que demuestran el valor de una oportunidad

Microserfin ya ha otorgado más de 312 créditos por un monto total de USD 265.580 para refugiados, que hoy son propietarios de microempresas y contribuyen a la economía de la sociedad panameña. La colombiana Judith Mendoza es una de ellos: ha montado un negocio de comida y teje ropa. “Antes busqué apoyo en otros bancos pero, por ser extranjera, me cerraban las puertas. Por eso, para mí, trabajar con Microserfin fue una oportunidad de hacer realidad mi sueño”, explica.

Judith Mendoza es una de las microempresarias que ha empezado una nueva vida en Panamá desde su Colombia natal

El éxito de este programa ha permitido su renovación en junio de 2021 para continuar promoviendo la inclusión financiera de la población refugiada con una oferta de valor pensada en sus necesidades.

Solo en 2019 más de 17.000 personas se registraron en Panamá como refugiadas o solicitantes del estatus de refugiado. La mayoría procedía de países de América Latina, principalmente de Colombia, Nicaragua, Venezuela y El Salvador. Cada 20 de junio, Naciones Unidas conmemora el Día Mundial del Refugiado. El lema de este año es Juntos nos cuidamos, aprendemos y brillamos.

En los aproximadamente dos minutos que se tarda en leer estas líneas, 40 personas, en algún lugar del mundo, han dejado atrás sus vidas con la esperanza de un futuro mejor.